Ministerio del Poder Popular para la Comunicacion y la Informacion
Inicio -> Info -> Reportajes
Defienden Constituyente de la comunicación
Urge revisar el ejercicio periodístico en Venezuela, si deseamos construir ciudadanía y alcanzar la independencia
Para algunos profesores, investigadores y comunicadores, el periodista debe entender el carácter social de su oficio: el periodista tiene un compromiso con el pueblo, con la gente, con los ciudadanos y ciudadanas. Hay que romper con la sumisión a los intereses contrarios a la patria, para rescatar el periodismo como instrumento de desarrollo. Quienes controlan los medios deben entender que, el periodismo no renuncia nunca a la pluralidad: "cuando hay ideas diferentes, todos crecemos"
Nerliny Carucí *
6 de julio de 2010
Para Javier Barrios, periodista de Fe y Alegría, los medios deben formar ciudadanía
Foto: Cortesía Fe y Alegría

1 de 7 fotografías. Haga click en la foto para ver más.
El ejercicio estéril del periodismo es lo que ha hecho que, este año, algunos comunicadores sociales hablen de un debate profundo en torno a lo que se tiene y lo que se quiere. Durante su intervención en la entrega del Premio Nacional de Periodismo 2010, el director del Diario Vea, Guillermo García Ponce, exhortó a realizar una Constituyente para rescatar la fibra de la praxis periodística y el gremio.

Para Eleazar Díaz Rangel, periodista e investigador, avalado por su experiencia, y actual director del diario Últimas Noticias, el gremio marcha a espaldas de los cambios que se han venido gestando en Venezuela y en América Latina. “Marcha a espaldas del periodismo comunitario, de la innovación tecnológica… Por eso, se debe pensar si las acciones del gremio están en correspondencia con estas nuevas formas de hacer el periodismo”, enfatiza.

En palabras del director de Últimas Noticias, hay un tratamiento informativo agresivo, reñido con todos los principios éticos del periodismo y con la verdad. Se manipula, se distorsiona, se oculta. “Estamos en una hora menguada del periodismo”, agrega.

Según Earle Herrera, los medios de comunicación siempre han sido y seguirán siendo actores políticos, en tanto factores de primer orden de la polis (ciudad); pero, actualmente, son algo más que eso: asumen un papel de partidos políticos y buscan, no solamente a través de la manipulación informativa, sino a través de la conspiración con sectores extranjeros y armados, derrocar un Gobierno.

Un gran número de periodistas se ha convertido en escribientes de lo que dicen los políticos; no sirven al público, sino al amo del medio para el que trabajan. Sus trabajos carecen de investigación, contexto histórico, análisis. En consecuencia, es urgente un renacimiento del oficio. Todo este cuestionamiento y estas propuestas de hacer la Constituyente de la comunicación, llevarían a poner en discusión cuáles son las debilidades de nuestro periodismo.

El periodismo necesario
Para que haya ciudadanía, la gente debe tener acceso a información de calidad, veraz y oportuna; necesita escuchar diversas opiniones: que no suene una sola campana; que suenen todas las campanas, para que el ciudadano y la ciudadana decidan. Éste es el compromiso de los periodistas en el ejercicio de su profesión.

Javier Barrios, periodista de la Red de Radios “Fe y Alegría” y docente de la Universidad Católica “Cecilio Acosta”, concluye que, los dueños de los medios ven al medio como una empresa, que tiene como meta hacer negocio, ganar dinero, tener ganancia; y, por eso, convierten los contenidos que hacen, en mercancía; y a la gente no la ven como ciudadanos y ciudadanas, sino que la ven como consumidores. Entonces, al verla como consumidores, se distorsiona el esfuerzo de construir ciudadanía.

Barrios está convencido de que, “en Venezuela, es posible hacer un periodismo que forme ciudadanía, que se profundice en la difusión de valores, haya pluralidad y las comunidades se empoderen de los medios de comunicación social”.

El pueblo venezolano reclama, con urgencia, unos medios que informen, eduquen y formen a las nuevas generaciones de esta patria, con un periodismo comprometido con la verdad, la ética, el desarrollo humano, la cultura, la historia y la identidad nacional, así como con la independencia de nuestro país.

Escuelas de Periodismo deben superar formación mezquina
Adela González, periodista de la Universidad de Los Andes-Táchira, desde hace 17 años, advierte que, el perfil de las universidades nacionales genera profesionales con mentalidad clasista, y los periodistas egresados de estas casas de estudio no escapan a esa mentalidad. “Generalmente, el periodista trata de que la política informativa del medio acepte sus escritos, sus trabajos radiofónicos o audiovisuales”.

Según Díaz Rangel, “si no hay profesores conscientes de la necesidad de fomentar un periodismo emancipador y constructor de ciudadanía, es ingenuo pensar que, en las Escuelas de Periodismo, se impartan orientaciones con esa tendencia”.

Para Adela González, concebir un periodista al servicio de las comunidades es un enfoque interesante que podría encaminar el periodismo hacia una visión más crítica, hacia el servicio social, hacia un periodismo emancipador que nos libere de los estereotipos que han creado los sectores dominantes acerca de nosotros como nación y como pueblo. “Es desde la docencia donde tiene que haber una gran revisión, una discusión, un debate, en cuanto a cuál es el periodista que requiere nuestra sociedad”, puntualiza la periodista.

Día del Periodista expone compromiso independentista
Desde el año 1942 y por 22 años, el gremio de periodistas celebró su Día el 24 de octubre, en conmemoración del lanzamiento de la Gazeta de Caracas —un periódico realista que estaba al servicio de la Corona Española y en contra de la causa independentista.

No fue sino hasta el año 1964 cuando, por iniciativa del periodista Guillermo García Ponce (actual director del Diario Vea), la Asociación Venezolana de Periodistas instituyó el 27 de junio como el nuevo Día del Periodista. El 27 de junio de 1818 circuló el primer ejemplar del Correo del Orinoco —un periódico fundado por el Libertador Simón Bolívar para combatir las mentiras y deformaciones de la Gazeta de Caracas, y para promover la artillería del pensamiento.

Durante la entrega del Premio Nacional de Periodismo 2010, García Ponce reiteró que la celebración del 27 de junio debe llamarnos a la meditación sobre nuestra práctica periodística. “No existe un periodismo imparcial. El periodismo es compromiso con el pueblo, con la patria… Bolívar nunca desmayó en esta lucha, porque él comprendió el carácter, profundamente, revolucionario de las ideas”.

El primer editorial del Correo del Orinoco decía: “No nos proponemos engañar al público”; y, justamente, ésa debería ser la misión de todo comunicador social. Earle Herrera, profesor y periodista de destacada trayectoria, asevera que, Venezuela es uno de los países donde hay mayor democracia participativa y donde es lícito decir lo que se piensa. Se puede aseverar que, en nuestro país, las libertades de expresión y de información se pueden ejercer sin mordazas, sin cortapisas.

“El Correo del Orinoco señalaba: ‘Escribimos en un país libre’. Hoy, nosotros debemos decir lo mismo, decir la verdad en defensa de la independencia y de la liberación nacional de cualquier potencia extranjera. La verdad en sí misma es emancipadora. Como decía el Che Guevara: “La verdad es revolucionaria”. Si es revolucionaria, es emancipadora, y eso es lo que deben buscar los periodistas”, subraya Herrera.

El propio Código de Ética del Periodista Venezolano, aprobado en 1988 y modificado parcialmente en el año 1997, establece que, el comunicador social está obligado a respetar y defender la verdad, la libertad de expresión, la nacionalidad; debe ser un instrumento para el desarrollo autónomo e independiente del país, y estar al servicio de la liberación de los pueblos y del ser humano.

Gobierno Bolivariano promueve mayor participación ciudadana
En la última década, el Gobierno Bolivariano ha venido organizando a la gente, partiendo de cero, gestionando nuevas formas de comunicación comunitaria, alternativa y participativa. Eleazar Díaz Rangel coincide con el periodista José Vicente Rangel, al decir que, la libertad de expresión en Venezuela se ha ampliado muchísimo, porque hay otros sectores sociales que están participando en el juego informativo.

Díaz Rangel arguye: “Nunca antes hubo tanta libertad de opinar o de informar, como en estos últimos 10 años. A pesar de que ha habido situaciones de agresión a periodistas por parte de particulares, de palabra y, algunas veces, de hecho (intenciones que han venido desapareciendo; han sido muy condenadas), NO hay una lista de noticias o alguna noticia que no se haya difundido, por represiones gubernamentales. Eso no ocurrió en ninguno de los gobiernos anteriores, que, siempre, usaron mecanismos de represión abierta o de censura —como hubo en la época de Carlos Andrés Pérez—, impidiendo que algunas informaciones u opiniones se difundieran”.

Antes de la llegada del Gobierno Bolivariano, no había ni emisoras ni televisoras comunitarias, en el país. Actualmente, de acuerdo con cifras de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), existen 244 radios comunitarias y 37 televisoras del mismo estilo, gracias a las políticas comunicacionales de la Revolución.

El Gobierno viene haciendo grandes esfuerzos dirigidos a garantizar un plan de formación y capacitación a quienes conducen estos medios para el crecimiento y desarrollo de una comunicación de calidad, orientada a la participación y educación de todos los colectivos. Sin embargo, aún hay mucho por hacer.

“Los encuentros en las Mesas Técnicas de Telecomunicaciones han sido productivos, porque se han intercambiado conocimientos para la apropiación y el uso social de las tecnologías con participación protagónica de la comunidad; pero, también se requiere direccionalidad, para que se haga mejor radio, se hagan mejores producciones audiovisuales; para que la gente se enamore y se sienta orgullosa de que los medios comunitarios están haciendo buenas cosas”, explica el profesor Javier Barrios.

Un tratado de ética, verdad, compromiso y producciones con nivel
Es difícil entender el periodismo sin el apego a la verdad, la responsabilidad social, la investigación y la producción creativa. El pasado 27 de junio, el periodista José Vicente Rangel, declaró a la Agencia Venezolana de Noticias que, en Venezuela, la práctica del periodismo está totalmente decadente, porque no tiene ningún tipo de investigación; hay un sacrificio total de la ética y un olvido absoluto de la verdad.

“Todo esto debe revertirse por un periodismo absolutamente libre, democrático, participativo, sin ninguna limitación, ni del Estado, ni de las empresas, ni de los dueños de los medios de comunicación social”, indicó Rangel.

Sucede que, por un lado, los medios privados se ensañan en tratar de demostrar que el Gobierno actual lo está haciendo mal y, por otro lado, hay una guerra de los medios públicos para decir lo que no se dice y, definitivamente, así, el ciudadano y la ciudadana pierden. Quienes controlan los medios no han entendido que el ciudadano y la ciudadana no sólo son espectadores, sino que son partícipes de la dinámica social. Se ha perdido credibilidad, porque todo entra en sospecha, producto de la polarización que hay, de un lado y de otro.

Javier Barrios insta a los medios públicos a dejar de tenerle miedo a la crítica. “El pueblo es responsable e inteligente, ¡sabe hacer la crítica! En los últimos años, el pueblo venezolano ha demostrado que, de la crítica, también, viene la propuesta y, de la propuesta, viene el compromiso para generar los cambios y rectificar… Debemos entender que cuando hay ideas diferentes, todos crecemos”.

No importa cuál sea el apellido del periodismo —sea impreso, radiofónico, televisivo, digital—, es sencillamente hacer periodismo. Como diría Earle Herrera, en su libro El que se robó el periodismo que lo devuelva: hacer el periodismo con mayúscula: “en un celoso respeto en el uso de la lengua —en algunos, en un celo saludablemente enfermizo—, en el apego riguroso a los principios contenidos en el Código de Ética del Periodista Venezolano, en una relación de respeto mutuo con los patronos o dueños de los medios —una relación estrictamente laboral—, y en una independencia libre de toda duda con respecto a sus fuentes de información. ¡Ah!, falta algo todavía, en un sentido de pertenencia hacia su gremio y de solidaridad con sus colegas… Así era ayer, así debería ser hoy y, si lo queremos y nos lo proponemos, así ha de ser mañana”.

Lamentablemente, pareciera que hay una tendencia mundial, de la que no escapa nuestro país, a ejercer un periodismo paupérrimo y uniforme. Durante el V Congreso Internacional de Lengua y Periodismo, realizado en el pasado junio, el periodista argentino Jorge Fernández Díaz alertó sobre la degradación que sufre, en la actualidad, nuestra lengua en el ejercicio periodístico: “El español que utilizan suele ser elemental y expeditivo, con más propensión a la información chatarra que a la crónica gourmet”.

Hay que cambiar las viejas costumbres
En palabras del presidente Chávez, “el desafío todavía está vivo y pendiente. Debemos revisar las costumbres que hemos heredado(1) y que siguen imponiéndonos una dinámica arrolladora, a veces inercial, que pareciera un huracán que destroza las mejores intenciones”.

El periodista de Fe y Alegría, Javier Barrios, aclara que los ciudadanos y ciudadanas expresan una voluntad: queremos medios de comunicación social independientes, libres, plurales; que generen participación protagónica, que promuevan el diálogo; que no promuevan la violencia, los antivalores; medios que abran los espacios a distintas manifestaciones culturales; incluso, que no le tengan miedo —dentro de un marco de respeto— a las ideas diferentes.

* ncaruci@minci.gob.ve

(1) El presidente Chávez ha pedido, en reiteradas ocasiones, meditar en la siguiente frase del escritor francés Víctor Hugo, autor del libro Los Miserables: “Hemos demolido el antiguo régimen en los hechos, no hemos podido suprimirlo completamente en las ideas. No basta destruir los abusos, es menester modificar las costumbres...”. Y hablando de modificar las costumbres, el periodista Eleazar Díaz Rangel hizo un llamado a los miembros de la Fundación del Premio Nacional de Periodismo a que reflexionen, de manera que sean mucho más amplios en la evaluación del ejercicio de la profesión en Venezuela. “Es importante que se reconozca no sólo a los periodistas y medios que pertenecen al sector público o tienen una tendencia de izquierda, sino también a aquellos periodistas de otros medios que ejercen su profesión con equilibrio, ética y responsabilidad”, puntualizó.
Lunes 20, Noviembre 2017
9:48 pm

En la sección Biblioteca Virtual ubicada en la parte superior de la página (pestaña material Aló), podrá encontar publicaciones: libros, folletos y demás material de interés                          
Aló Presidente 378
Error: Embedding http://200.109.120.52/alopresidente/alopresidente377.wmv with the Windows Media Plugin failed.
Reproduciendo Aló Presidente 377

Aló Presidente 378

El presidente Hugo Chávez, realizó su programa \"Aló, Presidente\" Nº 378, desde la Unidad de Propiedad Social “general Ezequiel Zamora”, sector Sabana del Socorro, parroquia Santa Bárbara, municipio Ezequiel Zamora, estado Barinas.

Esta UPS funciona como una finca de desarrollo de ganado F1 y un Centro de Inseminación Artificial, donde se producen pajuelas de toros élite para incrementar los niveles de producción de leche y carne. De acuerdo con lo explicado por los técnicos que acompañaron al Presidente en su recorrido, estas son las técnicas de inseminación y fertilización in vitro para incrementar y optimizar la calidad del rebaño nacional.

Durante el programa, fue creado el Órgano Superior de Agricultura (OSA), presidido por el Comandante Hugo Chávez, y la vicepresidencia estará a cargo de Elías Jaua, ministro de Agricultura y Tierra y Vicepresidente Ejecutivo de la República. El órgano tiene como objetivo específico potenciar la soberanía alimentaria en el país, en cada área de su competencia, tendrán participación los ministros Ricardo Menéndez, Jorge Giordani y Henry Rangel Silva.

También, el presidente anunció la creación, vía Ley Habilitante, del Fondo “Ezequiel Zamora” para que la banca privada financie el área agrícola. El Estado también hará sus aportes a través del Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden), de Miranda y Bicentenario. Destacó que será el Órgano Superior de Agricultura (OSA), el que se encargue de direccionar los créditos.

En el programa “Aló, Presidente”, se realizaron 2 pases vía satélite. Éstos fueron: La Placera, Maracay, municipio Girardot, estado Aragua. Se hizo una exposición de 55 maquinarias línea amarilla y de perforación de pozos profundos, que serán destinados a la rehabilitación de vialidad agrícola y a la perforación de pozos.

El segundo pase, fue a la Unidad de Propiedad Social “Banco de Pavones”, en Calabozo, municipio Sebastián Francisco de Miranda, estado Guárico. Se mostró la cosecha de mil hectáreas de arroz semilla, variedad sd 20a, en el marco del Proyecto de Desarrollo Agrario Socialista “Píritu-Becerra”
Sugirió ampliar el radio de acción del programa
Siendo Fernando Buen Abad Domínguez, uno de los intelectuales de las teorías de la comunicación más importantes a nivel mundial, dejó de lado los tecnicismos de la jerga comunicacional, para ...
Esperan pronto regreso del espacio dominical a la pantalla chica venezolana
Hombres y mujeres, desde distintas partes del país, manifestaron su apoyo al primer mandatario para que continúe gobernando de la mano con la gente
“Siempre he creído que uno de los grandes males del capitalismo es la exclusión a la mujer, la minimización del gran potencial que tiene la mujer para desempeñarse en cualquier tarea, por más dura y por más exigente que sea”.

-Hugo Chávez Frías
Aló Presidente - Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información