Ministerio del Poder Popular para la Comunicacion y la Informacion
Inicio -> Informacion -> Reportajes
Presidente Chávez inauguró, oficialmente, la primera chocolatera de "Cacao Oderí"
El chocolate consiguió aroma y nombre cimarrón en nueva planta del Estado en Caucagua
Esta planta viene a consolidar un sistema de gestión socialista, propuesto por el Gobierno Bolivariano, para garantizar la producción, el procesamiento y la comercialización de cacao venezolano. Trabajará con 35% de la materia prima que procesa "Cacao Oderí", en Mango de Ocoyta, estado Miranda. Otra fábrica de este tipo estará lista en el año 2013, en Carúpano, estado Sucre, a través de un convenio entre Cuba y Venezuela; la cual tendrá una capacidad instalada de 25 mil toneladas al año
Nerliny Carucí *
2 de noviembre de 2010
La Chocolatera El Cimarrón está fabricando, diariamente, mil 200 kilogramos de chocolate
Foto: Lorena Parada

1 de 7 fotografías. Haga click en la foto para ver más.
¡A magia, a tierra rebelde y a tambores! A eso huele, el chocolate “El Cimarrón” producido en el sector Marizapa, en Caucagua, estado Miranda; pero, también huele: a alma de gente oscura, invadida de ilusión; a trabajo colectivo, a desafío y a unión. Caucagua se ha convertido en la ciudad, donde lo mejor de nuestro cacao fino de aroma, se condimenta con el amor de una gente que trabaja, junta, en Revolución.

Con cuatro meses de operatividad certificada, la Chocolatera «Guillermo Ribas “El Cimarrón(1)”» está fabricando, diariamente, mil 200 kilogramos de chocolate. Produce: chocolate en tabletas, polvo azucarado de chocolate, monedas de chocolate y cobertura de chocolate; con materia prima que viene, directamente, de la única procesadora de cacao que tiene el Estado: “Cacao Oderí”.

Según la presidenta de la Corporación Socialista del Cacao Venezolano, Tatiana Pugh, la Chocolatera “El Cimarrón”, en Caucagua, es uno de los primeros frutos de un despertar, tras un marcado declive de la producción de cacao en la región mirandina; producto de la falta de acompañamiento técnico y social que, sólo el Gobierno Bolivariano ha sabido afrontar.

Iván Gil, viceministro de Circuitos Agroproductivos y Agroalimentarios del Ministerio del Poder Popular para la Agricultura y Tierras, reitera cómo —a causa de las políticas neoliberales— en Miranda, la gente había abandonado los cacaotales, por baja rentabilidad, por la vaguada; porque no había atención, por falta de estímulo.

En 50 años, no hubo fundación de nuevas superficies, ni tampoco se rehabilitaron antiguas plantaciones. Las plantaciones que hay, son plantaciones “muy viejas” (de más de 50, 60 años). No hubo ningún tipo de reimpulso por parte de los gobiernos puntofijistas. Incluso, todavía, hoy se encuentran plantaciones que tienen hasta 15 años sin limpiarse. Es necesario aclarar que, una planta de cacao comienza a dar frutos a partir de los 4 años y tiene un ciclo productivo próspero hasta los 50 años. Después, produce; pero no como cuando estaba joven.

“De manera que, cuando este Gobierno comienza a atender las zonas rurales, a garantizar condiciones de vida dignas a la gente, a rehabilitar las plantaciones; entonces, comienzan a reaparecer nuevas oportunidades de trabajo en los cacaotales”, puntualizó el funcionario.

Desfile de cacao y chocolate
La Chocolatera “El Cimarrón” es una planta de propiedad social que pertenece a la Empresa Bolivariana de Producción Socialista “Cacao Oderí(2)”—una Empresa del Estado, inaugurada el 27 de octubre del año 2006—. Esta empresa comprende, además: la Procesadora de Cacao, ubicada en la población de Mango de Ocoyta, en el estado Miranda, que permite el acopio del cacao y el procesamiento de materia prima, como: la manteca, el licor y el polvo del cacao; y la Comercializadora “Sucre” —ubicada en las instalaciones de la Chocolatera “El Cimarrón”—, que establece condiciones y las vías de distribución para la venta del chocolate.

En la actualidad, más de 3 mil productores de cacao, del estado Miranda, arriman su producción a la Procesadora de “Cacao Oderí”. En esa planta, el cacao es procesado, y el 35 por ciento del producto que se obtiene, es llevado a la Chocolatera “El Cimarrón”.

“Allí, esa materia prima es fundida en unos tanques; después pasa a una batidora industrial de mil 500 kilogramos. De ahí, pasa a un sistema de almacenamiento. Luego, pasa a través de unas tuberías, que tienen unos moldes; a una nevera que endurece las tabletas de chocolate. Finalmente, se desmoldean y se comienza el proceso de empaquetado”, describió Leonardo Flores, gerente general de la Chocolatera “El Cimarrón”.

La Chocolatera “El Cimarrón” ofrece las siguientes presentaciones: chocolate oscuro (180 g), chocolate oscuro (50 g), chocolate con leche (180 g), chocolate con leche (50 g), chocolate polvo (250 g). El pueblo puede encontrar dichos productos, a precios justos, en: la Red de Abastos Bicentenarios, Pdval, Mercal, Areperas Socialistas, Tiendas Café Venezuela, abastos a cielo abierto y en el Parque “Waraira Repano”, en Caracas.

Como la estructura de este sistema está concebida pensando en los intereses del pueblo venezolano, los precios de los productos elaborados en la Chocolatera “El Cimarrón” representan un ahorro promedio de 35 por ciento, en comparación con los precios del mercado capitalista: se ofrecen a 15, 10, 4 ó 2,50 bolívares por debajo de los precios del chocolate expendido en los establecimientos capitalistas”.

Un nuevo modelo estratégico de gestión
Según el viceministro Iván Gil, el Estado tiene un modelo de gestión socialista “bien completo” para el procesamiento de cacao. “Se cumplen todas las fases, desde el inicio de la producción primaria, hasta el proceso de distribución y venta: tenemos a los pequeños productores, que hacen la planificación de la producción, del arrime, de las tareas culturales que requiere la producción de cacao, que es muy especial; por otro lado, están los trabajadores de las plantas, los planificadores de las instituciones y los consejos comunales”.

Es un modelo que no sólo ha permitido incrementar la participación, sino también ir recuperando los cacaotales y aumentar la producción de cacao. Se debe recordar que, el cacao requiere alta inversión en mano de obra para su cultivo; el cultivo de cacao es una tarea donde las manos de la gente son, sumamente, significativas.

Richard Canán, ministro del Poder Popular para el Comercio, insiste en que, «la Empresa “Cacao Oderí” es importantísima para nuestra soberanía; porque, nos permite hacer un procesamiento del cacao para su colocación en el mercado nacional y para la exportación hacia países aliados. ¡Fíjense que!, en la última gira presidencial, se firmó un acuerdo con Rusia, para hacer constituir una empresa mixta de producción y procesamiento de cacao. Así que, vamos a poder llevar el mejor cacao del mundo, directamente, a las mesas de los rusos, y sirios —que también están interesados, en estos productos de altísima calidad, hechos por manos barloventeñas».

Canán refirió cómo antes, el mejor cacao, se destinaba para la exportación y no se les permitía a los venezolanos degustar el cacao puro, el cacao fino de aroma. “En cambio, ahora, el pueblo tiene acceso al mejor chocolate del mundo; exportaremos, tendremos divisas, ganancias para el país; y la soberanía, la integridad de nuestro pueblo y la diversificación de nuestra economía continuará desarrollándose”, arguyó.

Nuevos hombres…
En la Chocolatera “El Cimarrón”, quienes le dan la imagen, el sabor, el aroma y el cariño a los chocolates son: los trabajadores y trabajadoras. Iris Flores, operadora de la máquina de envolver chocolates, expresó que el trabajo dentro de la planta es dinámico, bastante armónico y se hace con “mucho amor y voluntad, para instaurar un modelo socialista que nos libere de la opresión”.

Esta mujer, de 38 años de edad, antes trabajaba en Empresas Polar y salió muy decepcionada de allí, porque no le gustaba el sistema de trabajo capitalista: “los trabajadores no teníamos ninguna libertad de expresarnos, siempre las directrices las imponía un superior; tampoco tomaban en cuenta nuestras habilidades, talentos; siempre estábamos en una posición muy baja, porque no habíamos estudiado (nosotros éramos mayoría; pero, no se tomaba en cuenta sino la opinión de una minoría con poder); en cambio, aquí (en la Chocolatera “El Cimarrón”) nuestras voces son escuchadas; tenemos seguridad social; nos dan oportunidades de estudio; es otro sistema”.

Jesús Manuel Osío, otro trabajador de la planta, se siente muy orgulloso de ser un cimarrón: “Este cambio del Capitalismo al Socialismo es trascendental, porque le está abriendo muchas ventanas de oportunidades al pueblo que siempre estuvo excluido. Yo ahorita estudio Agroalimentaria, en el Instituto “Argelia Laya”, en Higuerote. Esto es una prueba de que, el pueblo está despertando y de un nuevo modelo de gestión”.

Para el joven Jesús Manuel, la integración con la comunidad es la única llave para construir, con éxito, el Socialismo. Contó que, los 57 trabajadores de la Chocolatera trabajan de la mano con 18 consejos comunales de la zona. La Chocolatera “El Cimarrón” se ha transformado en un enlace entre las instituciones y las comunidades organizadas.

Jesús Manuel es hijo de productores cacaoteros y llegó a la Chocolatera con el conocimiento de cómo se procesa el cacao. Por eso, decidió estudiar Agroalimentaria: “Quería demostrarle a mis abuelos y a mis padres que sí es posible trabajar la tierra, disfrutar de lo que uno mismo produce y poder ayudar a nuestra gente”, explicó.

En cayapa
El rescate de la antigua práctica de hacer el trabajo “en cayapa”, es una de las tareas de quienes trabajan para la Chocolatera “El Cimarrón”. La presidenta de la Corporación Socialista del Cacao Venezolano, Tatiana Pugh, señaló que, el trabajo colectivo es lo que está marcando la diferencia en este nuevo modelo de gestión.

“Estamos conformando Cuerpos Combatientes Productivos, integrados por 15 compañeros, compañeras, que pertenecen al Consejo de Productores que arrima su producción a la Planta de Mango de Ocoyta. Son 15 combatientes elegidos en asambleas de ciudadanos y ciudadanas. Ellos, de forma voluntaria, van limpiando y rehabilitando, cada una de las haciendas que son propiedad de los pequeños productores de la zona; productores que han tenido dificultades; bien sea, por problemas de edad, pocos recursos; mujeres solas, con niños pequeños y otros productores en condición de vulnerabilidad”.

Nada más en el estado Miranda, hay 35 cuerpos combatientes. Es decir, 525 personas reciben un incentivo económico por su trabajo: limpiando cacaotales, organizando y haciendo acompañamiento a los productores. Por propuesta del presidente Chávez, en los próximos meses, estos combatientes, también, deberían: tener sus propias tierras para participar en la producción de cacao; y recibir formación técnica para la planificación y el resguardo del nuevo modelo de gestión socialista.

La labor de los Cuerpos Combatientes Productivos se enriquece con la participación del Consejo del Poder Popular, que tiene voceros en las distintas comunidades de los distintos ejes de Barlovento. Esos voceros se encargan de recoger todas las necesidades del productor, hacer los censos, saber cuántas personas tienen cacao, cuántas hectáreas tienen; quiénes tienen crédito, quiénes no; quiénes están enfermos; qué productores no tienen pensión; con el propósito de canalizar solicitudes y acometer las acciones necesarias para el bienestar de las comunidades.

Nuevos procedimientos…
Decía el escritor francés Víctor Hugo: “Hemos demolido el antiguo régimen en los hechos, pero no hemos podido suprimirlo completamente en las ideas”. Al mensaje de esta frase se ciñó el mandatario nacional, este domingo 31 de octubre, durante la inauguración de la Chocolatera “El Cimarrón”, para instar a la reestructuración del sistema de transferencia de cacao entre las empresas del Estado.

“Debemos romper la lógica del capital. No debe haber ningún tipo de valor comercial, como mercancía, en la transferencia. La Planta Procesadora debe transferirle la materia prima a la Chocolatera, sin cobrarle nada. Y, a su vez, la Chocolatera debe hacerlo con las redes estatales de distribución. En todo el trayecto, los productos deben pasar sin ningún tipo de valor de cambio. ¡Claro!, al final debe haber una unidad de comercialización, que dedique a vender toda la producción. Y a partir de esa comercialización, es que se debe hacer el presupuesto para que, cada una de las empresas tenga un presupuesto ya asignado, desde principios del año; de modo que no tenga necesidad de vivir en ese momento del ingreso inmediato”.

Según el presidente Chávez, todo ese sistema irá creando solidaridades, creando conciencia en el trabajador —otro tipo de conciencia—; irá permitiendo saber, exactamente, cuáles son los costos reales de producción, y va a permitir bajar los precios de venta y buscar un equilibrio, como una especie de cámara de compensación.

Nuevos ideales
El jefe de Estado exhortó a su gabinete a aplicar las tres R (Revisión, Rectificación y Reimpulso) al cuadrado; a trabajar sobre la base de la participación popular —no sólo para conseguir votos; sino, todos los días, en los procesos económicos y sociales.

“Yo quiero que, en este plan del cacao, los alcaldes tomen su protagonismo al frente de los consejos comunales, el pueblo organizado… Estamos hablando de marcha hacia el Socialismo. ¿Cómo se puede entender la construcción del Socialismo sin la participación popular?; ¡es imposible! Ése es uno de los grandes errores que cometió la Unión Soviética; se fue desviando y terminó en un estatismo burocratizado, y murió... Es vital como antídoto, la participación del pueblo”.

El plan, concebido de esta forma, tiene como objetivo: garantizar vías de penetración, viviendas, sustitución de ranchos por viviendas dignas, educación: el vivir bien a los productores, a los campesinos, a los necesitados. Al respecto, el Presidente ordenó elaborar un decreto declarando al cacao como un producto estratégico —decreto que incluiría todas las tierras aptas para el cultivo del cacao y los sectores productivos (públicos y privados); ya que, el cacao es un elemento económico decisivo para nuestro país.

En este sentido, la presidenta de la Corporación Socialista del Cacao Venezolano, Tatiana Pugh, notificó que, el mayor potencial que existe de áreas no exploradas se encuentra en Barinas, en Portuguesa y un altísimo potencial en el área del alto Apure, que la Revolución está decidida a sumar a la producción mirandina.

De esta manera, el Gobierno Bolivariano sigue apostando a la atención y protección del cacaocultor para seguir aumentando tanto la cantidad(3), como la calidad de cacao venezolano que, según la Organización Internacional del Cacao, es, mayoritariamente, fino o de aroma; es decir, tiene características distintivas de aroma y sabor, buscadas por los fabricantes de chocolate en el mundo.

El norte de la Revolución Bolivariana apunta —después de 300 años— a convertir a Venezuela en una potencia cacaotera: transformar el cacao en un producto estratégico para la producción nacional y para nuestra nueva política económica internacional.

* ncaruci@minci.gob.ve



(1) Guillermo Ribas “El Cimarrón” fue un líder afrodescendiente que se opuso a la esclavitud, desde 1768 hasta 1771. Agrupó a los cimarrones (esclavos rebeldes) para atacar el poder colonial establecido en Barlovento, estado Miranda. Este cimarrón fue esclavo del regidor Marcos Ribas (padre del prócer José Félix Ribas, quien a su vez fue tío político de Bolívar), de cuyo poder se había fugado en el año 1767, estando en la población de Capaya. El 16 de octubre de 1771, el negro Guillermo, con 18 de sus hombres, se presentó en la población de Panaquire, donde apresó al teniente de justicia Pedro Casaña. En respuesta, los hacendados españoles pidieron al gobernador interino de la Provincia de Venezuela, Francisco de Arce, una acción urgente contra el afrodescendiente rebelado. Según ellos, Ribas constituía un "mal ejemplo" para los esclavos de la región barloventeña y del resto del territorio nacional. En consecuencia, el 10 de noviembre de 1771, Guillermo y sus compañeros fueron sorprendidos y atacados, de manera contundente. Al negro Ribas, lo decapitaron y le cortaron una mano. Su cabeza y su mano fueron colocadas en la entrada del poblado de Panaquire, para que sirviera de escarmiento al resto de los negros que tenían intenciones libertarias.

(2) Significado de Oderí: (De la lengua tamanaco). Según cuenta la leyenda, era el sitio sagrado donde se realizaban los rituales mágico-religiosos de esta tribu, gracias a su característica particular de no inundarse nunca.

(3) De acuerdo con cifras de la Corporación Socialista de Cacao Venezolano, el sector privado controla el 95% del negocio nacional cacao. Hoy, Venezuela tiene nueve (9) plantas de procesamiento de cacao y sólo una (1) pertenece al Estado: “Cacao Oderí”. Estas plantas procesan 20.900 toneladas de cacao (en grano), anualmente: 12.900 t (60%) son para consumo interno y 8.000 t (40%) para la exportación.

De las 12.900 toneladas que se consumen, internamente, solamente 1.000 toneladas las procesa la empresa del Estado (Cacao Oderí) y las 11.000 toneladas restantes las procesa el sector privado. Las 8.000 toneladas que se exportan, las procesa el sector privado. Salvo 300 toneladas que son exportadas por cooperativas.

La buena noticia es que, a partir del segundo trimestre del año 2013, el Estado venezolano podría tener el control de más del 50% del procesamiento nacional de cacao, con la Empresa Mixta Socialista “Cacao del Alba”, en Carúpano, estado Sucre. Esta empresa tendrá una capacidad instalada de 25.000 toneladas al año. El cacao venezolano, el mejor del mundo.

Dicha empresa —que tendrá otra planta similar en Cuba— va a permitirle al Estado venezolano posicionarse en el negocio nacional e internacional del cacao.
Martes 21, Noviembre 2017
7:09 am

En la sección Biblioteca Virtual ubicada en la parte superior de la página (pestaña material Aló), podrá encontar publicaciones: libros, folletos y demás material de interés                          
Aló Presidente 378
Error: Embedding http://200.109.120.52/alopresidente/alopresidente377.wmv with the Windows Media Plugin failed.
Reproduciendo Aló Presidente 377

Aló Presidente 378

El presidente Hugo Chávez, realizó su programa \"Aló, Presidente\" Nº 378, desde la Unidad de Propiedad Social “general Ezequiel Zamora”, sector Sabana del Socorro, parroquia Santa Bárbara, municipio Ezequiel Zamora, estado Barinas.

Esta UPS funciona como una finca de desarrollo de ganado F1 y un Centro de Inseminación Artificial, donde se producen pajuelas de toros élite para incrementar los niveles de producción de leche y carne. De acuerdo con lo explicado por los técnicos que acompañaron al Presidente en su recorrido, estas son las técnicas de inseminación y fertilización in vitro para incrementar y optimizar la calidad del rebaño nacional.

Durante el programa, fue creado el Órgano Superior de Agricultura (OSA), presidido por el Comandante Hugo Chávez, y la vicepresidencia estará a cargo de Elías Jaua, ministro de Agricultura y Tierra y Vicepresidente Ejecutivo de la República. El órgano tiene como objetivo específico potenciar la soberanía alimentaria en el país, en cada área de su competencia, tendrán participación los ministros Ricardo Menéndez, Jorge Giordani y Henry Rangel Silva.

También, el presidente anunció la creación, vía Ley Habilitante, del Fondo “Ezequiel Zamora” para que la banca privada financie el área agrícola. El Estado también hará sus aportes a través del Fondo de Desarrollo Nacional (Fonden), de Miranda y Bicentenario. Destacó que será el Órgano Superior de Agricultura (OSA), el que se encargue de direccionar los créditos.

En el programa “Aló, Presidente”, se realizaron 2 pases vía satélite. Éstos fueron: La Placera, Maracay, municipio Girardot, estado Aragua. Se hizo una exposición de 55 maquinarias línea amarilla y de perforación de pozos profundos, que serán destinados a la rehabilitación de vialidad agrícola y a la perforación de pozos.

El segundo pase, fue a la Unidad de Propiedad Social “Banco de Pavones”, en Calabozo, municipio Sebastián Francisco de Miranda, estado Guárico. Se mostró la cosecha de mil hectáreas de arroz semilla, variedad sd 20a, en el marco del Proyecto de Desarrollo Agrario Socialista “Píritu-Becerra”
Sugirió ampliar el radio de acción del programa
Siendo Fernando Buen Abad Domínguez, uno de los intelectuales de las teorías de la comunicación más importantes a nivel mundial, dejó de lado los tecnicismos de la jerga comunicacional, para ...
Esperan pronto regreso del espacio dominical a la pantalla chica venezolana
Hombres y mujeres, desde distintas partes del país, manifestaron su apoyo al primer mandatario para que continúe gobernando de la mano con la gente
“Nuestro liderazgo es colectivo y no depende de un hombre. Hay un líder, por supuesto, pero hay una masa de líderes entregados a este proyecto en alma, nervio y corazón”.

-Hugo Chávez Frías
Aló Presidente - Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información